Lo que el magnesio puede hacer por nosotros

En épocas como el otoño, nos sentimos más cansados y con más fatiga. No solo se debe los cambios climáticos, sino a las situaciones de estrés a las que estamos expuestos, tanto físico como intelectual. Si controlamos el magnesio que aportamos a nuestro organismo, le daremos a nuestro cuerpo una dosis de vitalidad, ya que el magnesio ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.

Para todos los que no sepáis las propiedades que tiene el magnesio sobre nuestro organismo, deciros que se trata de un mineral que es indispensable en nuestra vida, ya que participa en más de 300 reacciones de nuestro metabolismo. Nos ayuda a hacer que nuestros músculos funcionen, al igual que nuestro sistema nervioso, y mantiene constantes los latidos del corazón y fuertes los huesos y los dientes.

Otra de las razones por las que tenemos que tomar magnesio, es que nos ayuda a regularlos niveles de azúcar en la sangre y a convertirla en energía. Por todo esto y mucho más, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria considera que el magnesio es un mineral útil que ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.

¿En qué alimentos encontramos magnesio?

Alimentos como las legumbres, los frutos secos, las verduras de hoja verde y los cereales integrales son productores de magnesio. Así también, lo encontramos en la leche y sus derivados, las carnes, los pescados, los huevos y las frutas frescas, aunque son más pobres en magnesio.

Para mantener una dieta equilibrada y variada debemos aportar 375 mg de magnesio al día para los adultos.

¿Crees que tomas la cantidad adecuada?

Si nos ponemos a calcular nuestro menú diario, podemos ver que por ejemplo, si desayunamos un café con leche, aportaremos 30 mg* de magnesio, la bollería tiene 7 mg.

Continuando con la comida, unos 60 gramos de arroz blanco, contienen 20 mg de magnesio, 150 gramos de filete de ternera, unos 35 mg, y 200 gramos de manzana, unos 12 mg.

Para terminar, en la cena si tomamos unos 250 gramos de ensalada, aportaremos a nuestro organismo 25 mg de magnesio, un huevo, unos 3 mg, 30 gramos de embutido unos 5 mg, 20 gramos de queso unos 8 mg, y 100 gramos de pan blanco unos 25 mg.

La suma total sería unos 170 mg de magnesio, muy lejos de los 375 mg diarios recomendados.

La falta de magnesio aparece en nuestro organismo con cansancio y fatiga, debilidad muscular, calambres, tics nerviosos y arritmias, entre otros. Si seguimos a largo plazo con esta carencia, terminaremos con trastornos en las alteraciones del sueño, la fatiga y la depresión.

Uno de los productos que puede ayudarnos en ese aporte de magnesio necesario para nuestro día a día, es NESCAFÉ Vitalissimo, que nos proporciona un aporte extra de magnesio que ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.

Basta con tomar una taza al día con leche semidesnatada, para contribuir a obtener la cantidad adicional de magnesio que nuestro cuerpo necesita. El complemento perfecto a una dieta equilibrada.

Deja un comentario